martes, 27 de abril de 2010

SILLAS DE MONTAR



Por un momento la rivera del Ebro se convirtio en una zona para pasear a caballo.

un saludo

1 comentario:

Maguisan dijo...

Qué buen rato debisteis pasar, da ganas de dar un paso adelante y entrar...

buena foto.